Cuadros de lavabo

Los cuadros de lavabo son una ayuda para las personas que necesitan apoyarse para usar el inodoro. Su función principal es facilitar el acceso al baño a personas con movilidad reducida y a aquellas que, aunque sea de manera temporal, tienen dificultades para doblar las piernas o levantarse por sí solas. Para esas personas es muy importante tener una estructura en la que apoyarse para realizar algo tan básico y necesario como ir al baño. Los cuadros de baño Invacare se instalan alrededor del inodoro, están equipados con apoyabrazos y conteras en las patas, por lo que garantizan un excelente agarre y máxima estabilidad. Si necesita realizar transferencias, hay disponible un modelo con reposabrazos abatibles, que le facilitará la labor. Invacare ofrece soluciones completas como una silla de ducha que a la vez sirve como cuadro de lavabo y silla inodora, un producto 3 en 1 muy completo, que ayuda a ahorrar espacio en el baño. Todos los cuadros de lavabo son regulables en altura, por lo que pueden adaptarse fácilmente a la mayoría de las personas. Este ajuste de altura hace que sea más cómodo usar el inodoro. También facilita el uso combinado del cuadro de baño con un elevador de wc, para evitar el máximo posible la flexión de las extremidades inferiores, o cualquier movimiento demasiado difícil para el usuario. Es importante destacar que están fabricados con materiales resistentes a la corrosión, y que pueden soportar entre 100 y 160 kg de peso máximo de la persona, según el modelo.